viernes, 26 de octubre de 2012

Sólo prometieron que valdría la pena vivirla.


La vida es demasiado corta para despertar con remordimientos.
Por lo mismo, ama a las personas que te tratan bien.
Olvídate de los que no lo hacen y cree en que todo pasa por alguna razón.
Si te dan una segunda oportunidad, agárrala con ambas manos.
Si cambia tu vida, deja que cambie.
Nadie dijo que la vida sería fácil.
Sólo prometieron que valdría la pena vivirla.
Los amigos son como los globos, una vez que los sueltas, puede que no regresen.
A veces nos preocupamos tanto de nuestras vidas agitadas y llenas de problemas que ni nos damos cuenta que los soltamos.
A veces estamos tan preocupados de quién tiene razón o no,
que nos olvidamos que es lo correcto o equivocado.
Algunas veces no nos damos cuenta
de lo que es una verdadera amistad hasta que es demasiado tarde.